Understanding Evolution

Selección natural

La selección natural es uno de los mecanismos básicos de la evolución, junto con la mutación, la migración y la deriva genética.

La gran idea de Darwin de la evolución por selección natural es relativamente sencilla, pero a menudo se entiende mal. Para averiguar cómo funciona, imagina una población de escarabajos:

  1. Hay diversidad de caracteres.
    Por ejemplo, algunos escarabajos son verdes y otros son marrones.
Color variation in these beetles

  1. Hay reproducción diferencial.
    Debido a que el ambiente no puede sustentar un crecimiento poblacional ilimitado, no todos los individuos consiguen reproducirse en todo su potencial. En este ejemplo, los pájaros tienden a comerse los escarabajos verdes, que logran sobrevivir y reproducirse con menos frecuencia que los marrones.
Differential reproduction
  1. Hay herencia.
    Los escarabajos marrones supervivientes tienen bebés escarabajo marrones debido a que este carácter tiene una base genética.
Heredity of the traits of the beetles who survive
  1. Resultado final:
    El carácter más ventajoso, el color marrón, que permite al escarabajo tener más descendientes, se vuelve más frecuente en la población. Si este proceso continúa, finalmente todos los individuos de la población serán marrones.
Eventually, the advantageous trait dominates

Si hay variación, reproducción diferencial y herencia, el resultado será la evolución por selección natural. Es así de simple.

 

View this article online at:
http://evolution.berkeley.edu/evolibrary/article/_0_0/evo_25_sp

Original translation by the Spanish Society of Evolutionary Biology; translation editing by Maya deVries

Understanding Evolution © 2015 by The University of California Museum of Paleontology, Berkeley, and the Regents of the University of California